NUEVA ENTRADA EN CULTURA MILITAR

Nacional Huesca

Hay una nueva entrada en el apartado CULTURA MILITAR de la sección PUBLICACIONES bajo el título de “LA BATALLA DE CERIÑOLA, en la que a través de un vídeo se narran los antecedentes históricos de esta célebre batalla que supuso una verdadera revolución en la táctica a emplear a partir de ella por los ejércitos europeos, cuyo resumen se expone a continuación.

batalla_de_ceriñola_3-215x300

28 de abril 1503: Campaña de Italia. Batalla de Ceriñola. Las tropas españolas mandadas por D. Gonzalo de Córdoba derrotan en Ceriñola al Ejército Francés que mandaba el duque de Nemours. A partir de esta batalla, en la que la infantería española aniquiló a la caballería pesada francesa, los ejércitos españoles comenzaron a ser temidos y honrados en toda Europa. Tras este triunfo se rindieron todas las plazas ocupadas por los franceses en Italia.

El 28 de abril de 1503 el Gran Capitán, Gonzalo de Córdoba, al mando de un ejército de unos 7.000 soldados, entre los que figuraban 2.000 lansquenetes alemanes, se enfrenta a otro francés de parecidos efectivos, en las inmediaciones de la ciudad italiana de Ceriñola. La iniciativa de atacar partió de los franceses, mandados por el duque de Nemours. Gonzalo de Córdoba había atrincherado previsoramente su posición, de suyo fuerte. En las filas españolas formaban ilustres soldados como Pedro Navarro, Paredes y Pizarro, al frente de las unidades de Infantería. El inicio de la batalla coincidió con la fortuita voladura del repuesto de pólvora de los españoles, por lo que el buen papel que estaban realizando los artilleros quedó anulado. Fue entonces cuando Gonzalo de Córdoba animó a sus hombres exclamando que aquellas eran las luminarias de la victoria.

Y así fue. La furia francesa fue frenada por los arcabuceros españoles perfectamente asentados. El duque de Nemours cayó sin vida víctima de un balazo en la cabeza. Otra bala derribó al comandante de los suizos cuando pretendía asaltar el atrincheramiento español erizado con las robustas picas alemanas. En el momento justo, el Gran Capitán hizo entrar en acción a la Caballería, que decidió la suerte de la batalla. Murieron 3.000 franceses, mientras las pérdidas españolas apenas alcanzaron a un centenar de hombres. Con este triunfo, los ejércitos españoles comienzan a ser temidos y honrados en toda Europa. Tras esta victoria se rindieron todas las plazas ocupadas por los franceses en Italia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s