ZARAGOZA: Bendición del Guión en Veruela

El pasado sábado DIA 18 de Octubre, se celebro la entrega y bendición del nuevo
Guión de la Sección de Zaragoza. El acto tuvo lugar en el Monasterio de Veruela, al pie del Moncayo.
Como estaba planeado, el DIA comenzó con la visita a Tarazona para ver su catedral, La Iglesia de la Magdalena, y el Ayuntamiento.
Salimos de Zaragoza, a las 8,30h, desde el Patio de la Infanta, en autobús, una expedición de 24 personas, y a las 10 h ya estábamos en Tarazona, donde se nos
unieron tres compañeros que venían de Jaca.

En primer lugar subimos a la parte alta de la Ciudad, donde visitamos la antigua Catedral, que nos enseño un guía amigo de nuestro socio Mariano Aladren. La visita duro media hora larga, y al terminar, bajamos hacia la nueva Catedral, pasando por el Ayuntamiento, que tiene una
fachada magnifica.
Al llegar a la Catedral, recientemente reformada, vimos el esplendor de los exteriores, y pasamos al interior, donde nos esperaba una guía, que nos explico todo lo que había sido y lo que ahora era, y las posteriores reformas que estaban previstas. No vamos a entrar en lo que vimos, pues seria motivo de un artículo aparte.
Terminamos la visita sobre las 12 h, y después de tomar algo en un bar de la zona, emprendimos el viaje al Monasterio de Veruela, también recién restaurado, donde iniciamos el proceso de la bendición del Guión.
Nos situamos todos alrededor del altar, con el Guión portado por el presidente, Manuel Martínez Aso, y el Pater Ignacio Zamboray Arrondo, procedió a su bendición, continuando con la Santa Misa. Una vez bendecido en Guión paso a manos del Portaestandartes, Ricardo Carramiñana, quien lo portó durante toda la Misa.
Durante la celebración, se interpretaron una serie de piezas de música Sacra, El Aleluya del Mesías, Ave María de Gounod, el Ave Verum de Mozart, y se finalizó la ceremonia con un canto a la Virgen de las Montaña, “Signore delle Cime”, interpretado por el coro Alpino.
Una vez finalizado el acto, vinieron las fotos de rigor con el Guión, en el Altar mayor del Monasterio.
Tras una pequeña visita por el claustro, y otras dependencias, salimos al exterior y fuimos a comer a un restaurante situado a 150m del Monasterio. La comida ya acordada, muy buena y abundante, terminando con algunos cantos por parte de nuestra cantante de jotas, esposa de Antonio Ligorrez.
Sobre las 6 se dio por terminada la sobremesa y tomamos el autobús para regresar a Zaragoza.
El DIA había sido muy bueno, en todos los sentidos, climatológicamente y emotivamente, regresando con todos los objetivos alcanzados.

[VER TODAS LAS FOTOS]