(14/06/2018) MARCHA POR EL VALLE DE TENA

Sc Jaca Sabiñánigo

El pasado día 14 de junio un grupito de miembros de la Sección de Jaca-Sabiñánigo aprovechó el fin del periodo de lluvias, que nos venía agobiando desde hace unos meses, para realizar una marcha por el Valle de Tena, desde Hoz de Jaca hasta Biescas.

Se empezó la marcha visitando el arranque de la Tirolina más larga de España y que se encuentra ubicada en la localidad de Hoz de Jaca, desdela cual se podía ver una vista general del pantano de Bubal, sobre la cual discurre la citada tirolina y cuyo descenso se recomienda a todos los amantes de la aventura, pues la panorámica que puede disfrutarse mientras se alcanzan los 100 km/h en su descenso en sencillamente “acojo….”.

Hoz de Jaca 14JUN18
Parte de los participantes en la actividad. (Cliquear en la imagen para ver el vídeo)

Tras disfrutar de las vistas del pantano de Bubal se inició la marcha, que discurría en su totalidad por la margen izquierda del rio Gállego, atravesando múltiples arroyuelos, que bajaban con muchísimo caudal, que hacia mojarse los pies de los sufridos andarines, entre los que cabe destacar la presencia de María Rosa, la única mujer participante en la marcha y que en breve se dará de alta como socia de nuestra Asociación. Se hizo un breve alto en el extremo final de la tirolina antes citada, siendo más impresionante la vista que desde este punto final se veía que el que se podía apreciar desde su arranque.

Un poco más adelante se pudo contemplar la impresionante vista del salto de agua de la presa de Bubal, al estar aliviando agua en gran cantidad, dado el exceso de agua embalsada existente y de la que se espera seguir recibiendo fruto del incipiente deshielo. Solo por las vistas que allí se disfrutaron ya merecia la pena el esfuerzo de participar en la marcha.

Un poco después se sufrió un pequeño percance, consistente en la pérdida momentánea de la senda que debía llevar sin problemas hasta Biescas, que pudo ser resuelto sin mayor complicación que el hecho de tener que trepar unos cuantos metros monte arriba atravesando la tupida vegetación que la primavera tan húmeda había hecho crecer.

Se llegó al pie del fuerte de Santa Elena, que no se visitó en esta ocasión, prefiriendo hacer un pequeño desvío para ver el afamado dolmen de Biescas, para seguir a continuación con el tramo más sencillo de la marcha, la cual tuvo el correspondiente alto para degustar las viandas y bebidas “dopantes” que llevaban en sus mochilas los esforzados caminantes, algunas de las cuales eran de fabricación casera y que dieron las fuerzas suficientes para completar la jornada sin mayores esfuerzos.

El último punto espectacular fue el atravesar el pequeño puente existente sobre un barranco que siempre baja con bastante agua, pero que en esta ocasión, tal y como se puede apreciar en el vídeo que se adjunta, bajaba con tanta agua que alguno de los participantes prefirió descalzarse para no mojarse el calzado demasiado.

Llegados a Biescas, tras andar poco más de 15 kms, nos dirigimos en coche al restaurante del camping de Senegüé donde se unieron otros miembros de la Sección para degustar un buen menú, abundante para compensar el gasto físico realizado, y bien cocinado para satisfacer el paladar más exigente, a un precio más que razonable. Ganando una nueva afiliada, Pilar, para la Sección de Jaca-Sabiñánigo, que prometió participar como andarina en la próxima marcha que se programe.

Y tras un agradable sobremesa, cerca ya de las cinco de la tarde, nos despedimos con pena unos de otros, deseando volver a compartir otra jornada como la recién vivida.

Benjamín Casanova

Vicepresidente de la Sc. Jaca-Sabiñánigo